26/01/2022 | Categorías: Cultura, Destacadas, Educación, Provinciales

ESCUELA DE VERANO DEL EVITA

El Área de Educación del Movimiento Evita, de Campo Viera, retomó la Escuela de Verano. Es una iniciativa que surgió en el 2020, a raíz de que muchos alumnos abandonaron la escuela durante la pandemia.

Este año la Escuela de Verano del Evita trabaja en conjunto con el espacio político, Tierra, Techo y Trabajo, del diputado provincial, Martín Sereno. Más de un centenar de niñas y niños tuvieron clases de apoyo con un grupo de docentes. La profesora de Enseñanza Primaria, Silvia Arzamendia, está a cargo del Área de Educación del Evita en Campo Viera.

Explicó que este año arrancaron las clases, fortalecidas con la enseñanza y ante una gran demanda; sobre todo en la educación primaria de alumnos de los barrios Oszust, Km 28, Oeste, Lote 5 y El Progreso.

“Tenemos alrededor de 500 chicos y chicas inscriptos, y dividimos las tareas tres días a la semana en los barrios Oszust y el Km 28. En el primero las clases se dan en el local del Evita, con Fátima Silveira, que cursa el cuarto año del profesorado de educación física. La acompañan la preceptora Gisel Venialgo, y Claudia Osfuzuk, profesora en tecnología”.

Destacó que las tres están preparadas pedagógicamente para enseñar en la Escuela de Verano del Evita porque fueron capacitadas a lo largo del año pasado.

En el Km 28 las docentes enseñan en la sede de la iglesia Dios es Amor, y ahí están Silvia Arzamendia; Nélida Miño y Brisa Arzamendia, estudiante del último año de la secundaria, “una jovencita con compromiso y una vocación solidaria muy grande. Y todas trabajan con la coordinación general de Anahí Arzamendia”, señaló Silvia.

“Nos motivan las ganas de los chicos y sus padres”

Este año las docentes se vieron sorprendidas por la cantidad de inscriptos, y por eso decidieron abocarse especialmente a las niñas y niños de la primaria, más que a los de otros niveles.

“Aunque somos sólo seis docentes, hacemos todo lo posible para cumplir con esta propuesta militante, porque con ese compromiso entendemos a la educación.

Las clases comenzaron sin poder brindar el desayuno. Pero a partir de esta semana; gracias a la colaboración de nuestro secretario general, Martín Sereno, ya vamos a dar un rico desayuno a las niñas y niños”, dijo la joven.

Expresó que este año iniciaron la enseñanza con una mirada más amplia. También dan clases a algunos alumnos con discapacidades, y eso implica otra preparación y demanda.

“Es todo un desafío. El año pasado hicimos una especie de prueba de adaptación y dio buenos resultados. A fin de año tuvimos la hermosa satisfacción de que una nena con retraso madurativo, logró leer y analizar algunos textos. Eso para sus padres y para todas fue una gran alegría”.

Agregó que todas las ganas que ven en los chicos y chicas por aprender, y en sus padres para salir adelante, “nos empuja a seguir enseñando con vocación y solidaridad”.

La metodología de la Escuela de Verano del Evita es enseñar de enero y hasta marzo cuando se inicia el ciclo lectivo. Y en el transcurso del año van a acompañar en el apoyo educativo a quienes tengan dificultades en sus escuelas”, remarcó la profesora.

Militar con el foco puesto en lo social, productivo y político

Hace unos días las familias que integran el Movimiento Evita en Campo Viera -entre  ellas las docentes de la Escuela de Verano- tuvieron una reunión con el diputado Sereno. Dialogaron, escucharon e hicieron propuestas “en un ejercicio que nutre a los compañeros y compañeras”, manifestó el dirigente.

Analizaron los tres ejes más importantes para trabajar este año: el área social, que incluye militar para quien más lo necesita; lo productivo, ya que sin trabajo y producción es difícil salir adelante; y el área política, porque “creemos que sí actualmente estamos tan mal, es porque quienes deben tomar las decisiones políticas no planifican, ni resuelven los verdaderos problemas de nuestro pueblo”, coincidieron.

Fueron varias horas de debate con más de 60 familias, militantes territoriales que expresaron sus ideas y proyectos basados en las necesidades de sus barrios, y comprometidos en buscar la manera de resolverlas.

Algunas de las cuestiones definidas en el encuentro son apoyar logísticamente las clases de la Escuela de Verano; avanzar en la producción de alimentos agroecológicos, textiles, de carpintería y los nuevos talleres de manualidades.

El legislador consideró que “la enorme capacidad de nuestras familias y la solidaridad demostrada en las acciones que realizan, con la generosidad como modo de vida y la perseverancia para conseguir los objetivos planteados, nos aseguran que estamos caminando hacia un mejor vivir que soñamos construir para todos y todas las misioneras”, remarcó el legislador de TTT.

FUENTE: PRENSA TTT

Compartí esta nota: