24/01/2020 | Categorías: Destacadas, Provinciales, Salud

REUNIÓN POR LEY DE CANNABIS MEDICINAL

El ministro coordinador de gabinete de Misiones, Victor Kreimer, recibió en su despacho a los integrantes de “Cannabis Medicinal Misiones” y “Fibromialgia Misiones”. Abordaron prioridades e inquietudes sobre la implementación de la Ley Nacional 27.350 que regula el uso medicinal del cannabis.

“Hoy nos reunimos con el Ministro Coordinador para pedirle que la provincia haga uso de sus facultades ante la nación y regule el uso del cannabis medicinal. Que comience abriendo el registro de pacientes en el ámbito del Ministerio de Salud para que podamos cultivar la medicina que usamos mientras desde las instituciones se adecuan para producirla, ya que por las expresiones del ministro Gines García y la Ministra de Seguridad de la Nación, el gobierno nacional va en esa dirección”, dijo Susana Bartz.
“Se comprometió a hablar con el ministro Alarcón y trabajar para dar respuestas a nuestro reclamo. Sugerimos que se retome el proyecto de Ley de Cannabis para Misiones presentado el año pasado en la Cámara de Representantes”, agregó.
Según Susana Bartz, la reunión fue muy positiva: “Creemos que fuimos escuchados y tenemos expectativas de que no quedará en eso sino que el Ejecutivo avanzará en la búsqueda de soluciones para que los pacientes estén contenidos en ellas. Nos pusimos a disposición para colaborar en lo que fuere necesario y el ministro en comunicarnos lo que traten y como avanzamos en el tema”.

En diálogo con La Otra Campana, una de las promotoras de la regulación del uso medicinal del cannabis en Misiones contó que el 25 de noviembre presentaron una nota al gobernador electo. Pedían que el estado regule el uso del cannabis medicinal, ya que hay un desmadre en la sociedad porque se consume cualquier cosa. Agregó que el juez Casals el año pasado le negó el derecho al autocultivo aduciendo que se trata de una cuestión de salud pública. “Con ese argumento le fuimos a pedir que en primer lugar se abra el registro público de pacientes usuarios de la medicina porque necesitamos la certeza de que no nos van a meter presos ni nos van a perseguir”, explicó. “Kreimer me pidió una copia de la resolución del juez y me dijo que iba a hablar con Alarcón sobre esa cuestión. También le sugerimos que retome el proyecto de ley que se trató el año pasado. Cuando estuve en la Comisión expliqué la situación de salir de las drogas legales en las que yo estaba metida, totalmente drogada hace 5 años y cada vez peor de salud, y cómo pudo mejorar mi calidad de vida parando el dolor con el cannabis. La provincia institucionalmente tiene todas las herramientas para apoyar a los pacientes. Salud pública puede producir la medicina con parámetros de calidad”.

Susana se entusiasmó con el resultado de la reunión. Cuenta que Kreimer “tomó nota, se interesó, le contamos las patologías de los que la estamos usando, le contamos la necesidad de contar con semillas y con determinadas cepas. Nosotros estamos expectantes porque hay avances a nivel nacional. También vamos a ir al municipio como está ocurriendo en todo el país. En Ituzaingó, en Hurlingam (Buenos Aires) ya están regulando. Le llevamos nuestras historias clínicas y se quedó con la resolución del juez Casals”.

Si bien la provincia adhirió a la Ley en 2018, desde ahí todavía no se produjeron avances significativos. “Por eso volvimos a juntar firmas en octubre de ese año”, cuenta Susana. “Tuvimos un impasse en la lucha cuando Pepe Pianessi presentó un proyecto de ley para la provincia que incluía el autocultivo”. El proyecto tuvo tratamiento en Cámara de Diputados pero no fue sancionado.

LA RESOLUCIÓN DE CASALS

Susana Bartz presentó un recurso de amparo a la justicia para que le permitan cultivar cannabis en su casa para uso medicinal. Contó en la presentación la dolencia que padece desde 2010, fibromialgia, síntomas y tratamiento. Consigna también en la presentación judicial que tomó contacto con el aceite de cannabis a través de FUCAMI (Familias Unidas por el Cannabis Medicinal Misiones), pero que recién en 2017 pudo fabricar su propio aceite con resultados inmediatos. Pudo bajar la dosis de las drogas legales porque los dolores fueron disminuyendo. Mejoró así su calidad de vida, pero vive sometida al temor de ser sometida a un proceso penal por la ilegalidad del cultivo.

El Juez Casals denegó el amparo, argumentando que “corresponde que sea la autoridad de aplicación en materia sanitaria quien en su carácter de órgano especializado en materia de salud, evalúe el pedido concreto de autocultivo, y determine si en el caso sometido a su decisión el preparado artesanal del aceite cumple con las exigencias de calidad, seguridad, esterilidad y protocolo, como así también verifique que la dosificación de las sustancias cannabinoides que se provean al menor sean otorgadas en la cantidad y proporción prescriptas, y eventualmente realice un procedimiento de fármaco vigilancia”.

Dejó claro entonces el juez que es el Ministerio de Salud Pública quien debe entender en la materia. Por eso la importancia de la reunión para avanzar en un plan que tiene un inicio fundamental: poner en marcha el registro de pacientes.

“Le contamos todo el entramado que hay. Somos pacientes que tenemos que producir nuestra propia medicina, y como contó un papá, tiene que conseguir una cepa de semilla que acá no hay. Todos saben que hay gente que produce y vende, hay cadenas de comercialización, pero no sólo es ilegal sino que van en contra de los pacientes con patologías graves. Nosotros hicimos analizar uno de esos aceites y tenía muy poco cannabis. Por ejemplo no sirve para bajar el dolor, que te invalida, no podés moverte. Por eso es una cuestión de salud pública, no de inescrupulosos o mercaderes. Kreimer fue muy abierto, muy franco, la reunión fue en muy buenos términos. Tenemos que comunicarnos la semana que viene. Sabemos que no se puede evitar el tema del negocio, pero bueno, justamente por eso, que lo regulen”, finalizó Susana Bartz.

Compartí esta nota: