21/12/2022 | Categorías: Destacadas, Provinciales

RECLAMOS EN PUERTO LIBERTAD

Familias de San Isidro Labrador reclaman la construcción de un puente y el arreglo de caminos para no quedar aisladas.

El paraje, cercano al pueblo, está habitado por gente trabajadora. Producen alimentos y emprendimientos turísticos. Con las familias que se fueron sumando a lo largo del tiempo generan arraigo, trabajo y desarrollo en esa zona rural.

Pero a pesar de su potencialidad, la colonia padece el abandono de las autoridades municipales.
En un nuevo intento de hacer oír sus numerosos reclamos, convocaron al diputado Martín Sereno, de Tierra, Techo y Trabajo. Junto al concejal Juan Pablo Brítez, gestionan soluciones a sus problemas.

“Este Paraje tiene antecedentes legislativos en la Cámara de Diputados. Presentamos proyectos sobre el urgente arreglo de los caminos y la construcción de un puente seguro. Porque cuando llueve no puede entrar ni salir nadie. Incluso hay interrupción de clases por la imposibilidad de las docentes de acceder al Paraje”, sostuvo Sereno.

Recordó que los proyectos se aprobaron en el recinto hace dos años. Y también desde TTT acompañaron notas con pedidos al Concejo Deliberante local, al Departamento Ejecutivo, y a la Dirección de Vialidad Provincial. “Pero está costando que brinden respuestas concretas”, explicó.

Junto al concejal Britez, se reunió con un grupo de vecinos y recorrió el Paraje. “Comprobamos el pésimo estado de los caminos y la precariedad del puente. Nos comprometimos a insistir y vamos a seguir acompañando el legítimo pedido de las familias”, resaltó el legislador.

Familias olvidadas por el Municipio

Libertad tiene muy pocas hectáreas de tierra y sólo en dos colonias. Una de ellas es San Isidro Labrador. Es posible producir para proveer a familias del pueblo y para la comercialización.

Cintia López, calificó como de muy preocupante la situación en la que viven. Porque cuando llueve no ingresa el transporte público, y los chicos no pueden ir a la escuela por el camino pantanoso. 

“Las 400 familias, entre las que hay 500 criaturas, estamos olvidadas por el Municipio. No podemos sacar nuestros productos para comercializarlos. Siempre tratamos de ayudarnos entre los vecinos; pero solucionar la precariedad del puente no depende de nosotros, y llevamos 11 años reclamando. Mi hijo mayor tiene 19, y desde que era chico sufrimos la falta de buenos caminos”.

La mujer relató con dolor que su esposo murió a consecuencia de esa falencia. “No teníamos un vehículo para trasladar a mi marido. En la colonia no hay un centro de salud, y como la ambulancia no llegaba, llamamos a un taxi para llevarlo al hospital. Pero por los problemas del camino tardamos muchas horas y murió”, lamentó.

Lo mismo sucede cuando se enferman los chicos. Ya tuvieron un gran susto cuando una niña sufrió un accidente doméstico. Perdió un dedo porque el vehículo que la trasladaba demoró mucho en llegar al hospital. Esa es nuestra injusta realidad”, graficó.

Detalló que las principales necesidades son el el entoscado de los caminos, la construcción de un nuevo puente, una escuela y un centro de salud. Con un médico y enfermera para que atiendan a la población.

“Existe una deuda pendiente con las colonias”

Otra de las vecinas vive en la chacra con seis hijos y produce alimentos. Aunque también necesita ayuda, se niega a pedirle al intendente porque considera que como ocurre con los caminos, “no me dará respuestas”, indicó.

“Trabajo para mantener a mis cuatro hijos. Plantamos porotos, maíz, mandioca y zanahorias, entre otras verduras. Con eso tengo para el sustento diario, y con la venta de mis productos. Aunque me cuesta bastante salir por el mal camino y el puente endeble. Le exigimos a la municipalidad porque se trata de nuestros derechos y los que gobiernan tienen obligaciones. Como por ejemplo hacer el entoscado, un drama que nos afecta a todos desde hace más de 10 años. Me gustaría que el intendente Ferreira venga a recorrer la colonia para que compruebe cómo vivimos. El reclamo es que resuelva algo tan necesario como el entoscado del camino y el puente”, dijo la mujer.

Necesidad de acceso al agua para todos

El productor Gustavo Merlo cuestionó la falta de atención de las autoridades hacia las familias del Paraje.

“No pedimos nada extraordinario como sería un asfalto, sólo que se haga un empedrado para que ante una urgencia podamos trasladarnos sin problemas”.

Con respecto a la falta de agua, reiteró la problemática. El municipio hizo dos pozos, pero la comunidad tuvo que comprar los caños, las mangueras, y las torres para distribuir.

“Si ya hicieron los pozos, no les cuesta nada colocar varios metros de manguera, instalar los tanques y cobrarnos el consumo de agua. Acá nadie se negaría a pagarla”, afirmó Merlo.

Agregó que espera que esta vez no pase lo de siempre. “Cuando hay elecciones, vienen los candidatos, entregan chapas, colchones, mercaderías y a cambio piden el voto. Y después nos abandonan totalmente, y cuando vamos a reclamar al municipio, no nos atienden. Es una lástima porque San Isidro es un lugar hermoso, con mucha naturaleza en el medio del monte, ideal para plantar y para el turismo”.

El productor sostuvo que las autoridades no se dan cuenta que tanto para la colonia como para Libertad es importante que haya un empuje turístico, teniendo en cuenta que están a 30 km de las Cataratas. “Esperamos que las autoridades se activen y resuelvan los problemas que aquejan a nuestro Paraje”, reiteró Merlo.

FUENTE: PRENSA TTT

Compartí esta nota: