11/06/2019 | Categorías: Destacadas, Política, Provinciales

¡OTRA VEZ SIN AGUA!

Nuevamente vecinos de los barrios Nosiglia, Hidrelco y Pratt convocaron al Defensor del Pueblo, Alberto Penayo y a la Ministra de Derechos Humanos, Lilia “Tiki” Marchesini, a efectos de solicitar la mediación para la normalización del servicio de agua potable.

Los vecinos reclaman lo mismo que hace un año y medio: ” el agua llega tipo 12 de la noche, y hay hasta las 8 de la mañana nomás. La canilla, o abrís y no hay presión o directamente es aire lo que sale. Estamos en invierno…nos tenemos que levantar a la noche a juntar para cocinar, bañarnos…y durante el día no hay agua” comentaron.

Todo comenzó el 25 de diciembre de 2017, cuando el Defensor recibió un llamado de urgencia proveniente de uno de los tres barrios. Ese día concurrió para escuchar a los embravecidos vecinos, que en plenas fiestas de fin de año estaban sin agua. Tres días después volvió al lugar junto a la Ministra donde un grupo más grande, encolerizado, los recibió.

El proceso se inició de esta manera: con enojo por parte de los usuarios, pero también con algo de esperanza. Junto a estos vecinos se inauguraron las mesas intersectoriales e interinstitucionales como mecanismo de resolución de conflictos sociales. Esta fue la impronta forjada por Penayo en la nueva gestión de la defensoría, asumida dos meses antes.
Se sentó a la mesa a todos los responsables : SAMSA, EPRAC, IMAS y municipalidad, para buscar una solución al problema.
Los cortes fueron mermando, en junio de 2018 los reclamos cesaron casi totalmente luego del desarrollo de las mesas.

Con el calor de este año resurgieron los cortes y la falta de presión, y se extendieron a toda la zona de Miguel Lanús y parte de Garupá, llegando a durar semanas y meses. Atentos a ello y teniendo en cuenta que no se daba una solución concreta y definitiva respecto al servicio de agua potable, el defensor Penayo, la ministra Marchesini y el diputado Gervasoni presentaron un recurso de amparo contra las empresas involucradas, llevando ante la jueza un expediente judicial de más de 170 fojas, donde se detallaba el reclamo de estos ciudadanos y de muchos otros barrios más.

A meses de la presentación y al recibir esta nueva denuncia, “vemos la necesidad de actualizar el expediente incorporando los casos que resurgen; y solicitando a la justicia que se “corte de raíz ” este drama, relacionado a la falta de inversión estructural de las empresas prestatarias de servicios” concluyó el defensor Alberto Penayo.

FUENTE: PRENSA DEFENSORÍA

Compartí esta nota: