22/05/2019 | Categorías: Destacadas, Política, Provinciales

MUJERES DE PIE

Alejandra Yablonski, joven militante de Barrios de Pie, aspira a ocupar una banca en el Concejo Deliberante de Garupá. Desde Libres del Sur acompaña a Lito Marino Rodriguez como candidato a intendente en el sublema “Construir Libres” del FPAyS. La articulación de distintas fuerzas políticas en el frente es la herramienta con la que esperan terminar con tantos años de gestión Ripoll frente al municipio. Alejandra es madre, trabajadora, militante, y asumió su candidatura a concejal como un desafío más en la lucha por un mundo más justo. “Hace varios años que venimos trabajando en proyectos de inclusión, particularmente en mi caso con la juventud, y mis compañeros manifestaban la necesidad de que se genere un partido joven, dirigido por jóvenes, donde los proyectos sean innovadores, y que estén apuntados a la comunidad y a la mejora de la calidad de vida de los vecinos de Garupá. Fue difícil tomar la decisión ya que es una exposición bastante importante. Pero decidí arriesgarme, teniendo en cuenta ese concepto de que siempre tenemos que dar el paso de rebeldía si se quiere, siempre alguien tiene que hacerlo. Y en este caso entendí que debería ser yo la que dé ese paso para que quizás muchos jóvenes vuelvan a confiar en la política, vuelvan a creer que se puede transformar nuestra realidad, que vuelvan a tener ilusiones, y sobre todo que vuelvan a tener voz y voto. Otra de las cuestiones que tuvimos en cuenta es que hoy al joven se lo utiliza solamente para realizar el trabajo duro de la campaña, para hacer pegatinas, para caminar, pero nunca se lo tiene en cuenta a la hora de analizar sus propuestas, cuáles son sus ideas, sus proyectos. Qué piensa el joven de la política, de cuál debería ser el proyecto económico, cómo debería ser la prestación de los servicios en el municipio. Por eso es que decidí asumir este compromiso de ser candidata a concejal por mi municipio, para intentar también llevar la voz de todos aquellos vecinos que hace años vienen sufriendo el servicio de agua potable, las malas condiciones de las calles y tantas necesidades que se viven día a día en el barrio. Creemos que nos va a ir muy bien porque hace mucho tiempo estamos trabajando”, explica a “La Otra Campana”.

Alejandra se enorgullece de cada pequeña victoria que la organización que integra va obteniendo en la lucha contra el hambre y la miseria. Participa de todos los emprendimientos, y celebra que el esfuerzo cotidiano vaya rindiendo sus pequeños frutos. Panificados, dulces, textiles, cuidado del medio ambiente. Y ahora también huevos para fortalecer la alimentación de las familias. “En 6 meses de cuidados ya tenemos 40 gallinas que producen 23 huevos por día”, dice orgullosa.

Y por supuesto reivindica su rol de mujer empoderada: “Estoy convencida de que este es un momento particular para las mujeres. Estamos haciendo una revolución a nivel país, hemos tomado lugares muy importantes pero eso no alcanza, tenemos que seguir avanzando por muchos más espacios. Hoy tenemos la posibilidad de que todas las listas estén integradas en un 50% por mujeres, este es un paso muy importante, y nos da la oportunidad de demostrar que somos capaces si tenemos el espacio que tuvieron muchos hombres por años y no han podido resolver muchísimas cosas. Hoy tenemos esta posibilidad y tenemos que caminar por mucho más. Tenemos que demostrar que la mujer del 2019 es una mujer empoderada, que ocupa y que se gana espacios. El miedo también era presentarme siendo joven y mujer en unas elecciones donde el hombre siempre ha llevado el liderazgo, no porque las mujeres no se hayan interesado sino porque no tenían el espacio. Pero gracias al gran equipo y los grandes compañeros que tengo esos miedos quedaron atrás. Estoy decidida a trabajar para que Garupá crezca en servicios, en infraestructura y en una mejor calidad de vida para todo el pueblo de Garupá.”

Compartí esta nota: