CONEXIONES DE LUZ: PRECUPACIÓN EN LA ZONA DEL LAUREL

“Es un problema que necesitamos resolver, tenemos más de 30 niños que apenas para de llover, salen a jugar” sostuvieron varios en la visita, durante esta tarde en que el Defensor del Pueblo Alberto Penayo se acercó a dialogar. “Las conexiones de luz clandestinas preocupan muchísimo porque cada vez que llueve se electrifican o chispean”; poniendo en peligro a todos los que circulan por el único pasillo de acceso al asentamiento. “Incluso corren riesgo las precarias construcciones que levantamos con tanto esfuerzo” sostuvieron.

Otro tema a trabajar, según afirmaron es en relación al agua. “Ya tuvimos varios casos de intoxicación; las 60 familias se abastecen con solo una manguera” explicaron.

En la oportunidad, el defensor dejó plasmado el compromiso de iniciar un proceso de acompañamiento para solucionar en lo inmediato, las conexiones de energía y a largo plazo, la regularización de las tierras.

FUENTE: Prensa Defensoría