01/08/2019 | Categorías: Destacadas, Nacionales, Política

ACUSAN AL INTENDENTE DE LANÚS POR LA ESTAFA DE URUGUA-Í

Antonio Casabona, ex empleado y asesor externo de SOCMA, acusa a Néstor Grindetti, actual intendente de Lanús y entonces encargado de finanzas del grupo, de desplazarlo para poder consumar la estafa por 300 millones de dólares en la represa Urugua-í. En diálogo con Daniel Riera de La Unión de Lanús contó los detalles de la operatoria:

“Empecé a trabajar en Impresit Sideco, que después fue Sideco Americana. En ese entonces Franco Macri tenía el 40 por ciento de la empresa y Fiat tenía el 60 por ciento. Yo entré en el año 72. Me voy de la empresa en el año 76 y quedo a cargo, ahora como asesor externo, de la gestión de los reembolsos impositivos de la empresa. Grindetti era un muchacho muy joven cuando lo conocí, mucho más joven que yo. Hice los reembolsos impositivos del puente sobre el río Limay que Impresit Sideco hizo con Techint. Las cosas iban bien. Cuando llega la licitación de Urugua-í yo hago el cálculo impositivo de la licitación, se gana con 120 millones de dólares, y esto es importante tenerlo en cuenta: la obra terminó costando 420 millones de dólares. No lo digo yo. Al entonces juez de la causa de Urugua-í le pedí que le librara oficio a Electricidad de Misiones Sociedad Anónima, para que dijera cuánto había sido el monto de la licitación y cuál había sido el costo final. Emsa dijo esos números. ¿En qué terminó esta estafa de 300 millones de dólares? En que en los 90, el ministerio de Economía a cargo de Domingo Cavallo se hizo cargo por vía de una resolución ministerial de la deuda de 300 millones de dólares que inventaron los que conformaban el consorcio de entonces: como sponsor Impresit Sideco, Iecsa, Sabe y Pescarmona. Cuando yo me pongo a trabajar en pos de la certificación de los reembolsos, todo eso me demandó un trabajo de tres años porque no se ponían de acuerdo en un montón de cuestiones que giraban en torno de una licitación que la habían ganado con un precio inventado y que obviamente costaba un poco más, no los 420 millones a los que hice alusión. Bueno, eso demandó tres años de tareas, de reuniones, en fin… y un buen día, el ingeniero que presidía hasta ese momento el proyecto, el ingeniero Peña, me dijo “Mirá que no vas a hacer vos los reembolsos, los va a hacer un tal Henin”. Henin es en realidad el jefe de la asociación ilícita de cuanta estafa se ha hecho en el país por vía de la ley 20858.

¿De qué año estamos hablando?

-La licitación se hizo en el año 1987. Habré trabajado unos tres años cuando me comunican mi desplazamiento. Y termino descubriendo que quien lleva a Guillermo Arturo Henin como gestor de los reembolsos en mi reemplazo es Néstor Grindetti. Néstor Grindetti es compadre de Henin. Yo no sé si él es el padrino de un hijo de Henin o viceversa, da lo mismo, pero Henin aparece de la mano de este personaje. Néstor Grindetti estuvo procesado en Urugua-í por el juez Liporaci. El abogado que yo tenía por entonces, lejos de tener experiencia como abogado penalista, era el que podía tener. Dejó prescribir la acción penal que pesaba sobre este tipo. Esto es verdaderamente lamentable y doloroso, porque Grindetti es el que lleva a Henin y el que provoca mi desplazamiento, y es altamente responsable de la estafa que se hizo con los reembolsos, porque la misma estafa que se hace en Yacyretá es la que se hace en Urugua-í. Tanto es así que el juez Daniel Rafecas dictó la conexidad de ambas causas. Lo que se resuelva en Yacyretá, dijo, es aplicable a Urugua-í. Por eso toda la instrucción transcurre a lo largo de la causa de Yacyretá, donde probablemente el 4 de octubre comience el juicio oral en el TOF 4. ¿Por qué digo lo de Grindetti? Primero, por la relación de parentesco que tiene con Henin. Segundo, porque guardo un rencor por el hecho de haberme provocado un dolor que se arrastra a lo largo de 30 años sin necesidad de haberlo hecho, porque yo había trabajado en la empresa como profesional en relación de dependencia, y había trabajado como asesor externo con éxito. Así como hacía los reembolsos de otras empresas, tenía como cliente a Impresit Sideco. Como le comentaba, después de tres años aparece este personaje siniestro de Henin, de la mano de este otro personaje, Grindetti, que evidentemente era parte del negocio, no lo lleva a título gratuito y de corazón. La estafa que se ha hecho con la ley 20852 es monumental.

-¿En qué consiste la ley?

-Es la que se aplica con las exportaciones. Cuando llegó el momento de las obras públicas como Salto Grande, Piedra del Águila, todas casi amontonadas, una detrás de la otra, no había una ley para otorgarle beneficios a una obra de carácter multinacional, binacional. Entonces decidieron aplicar la ley 20852. Los materiales, los productos que se incorporan a la obra, se les da el mismo tratamiento que a una exportación. Se rigen por los reembolsos del nomenclador arancelario de Bruselas, como si se estuviese exportando un producto. El envío de esos productos a la obra se rige por esta ley. Entonces, lo que yo digo y espero, es que en algún momento la Justicia se acuerde de que existe Grindetti y que lo convoquen a dar las explicaciones que corresponden cuando se decida el tema Yacyretá, y consecuentemente, lo que se resuelva se aplique también en Urugua-í. Bueno, puedo hablar de qué es lo que se hace con los reembolsos impositivos.

-Con posterioridad a su desplazamiento, ¿qué es lo que ocurre con los reembolsos?

-Cuando me pongo a averiguar por qué razón me apartan, me entero que Henin estaba cobrando reembolsos en Yacyretá por la posición arancelaria 6811 -le digo el número y le explico- que está referida a las estructuras de cemento de esas que se ven en las autopistas, las columnas y el armado de lo que son las rutas propiamente dichas, que son estructuras de cemento prefabricadas, se enlazan nada más. Esa no es la forma en que se hizo Yacyretá: Yacyretá se hormigonó con cemento computarizado, era una cosa mucho más compleja, de distinta naturaleza y no tenía reembolso. El hormigón elaborado no tiene reembolso. Entonces descubrí que habían recurrido a una posición que no era la correspondiente. Pero no se quedan ahí. Cinco años después, cuando se dan cuenta de que el manto de impunidad los cobija, pasan a pedirlos por la posición arancelaria 38190200, que es la que corresponde a los cementos químicos: el poxipol, el poxiran, la gotita, con un reembolso del 15 por ciento. ¿Qué dice la normativa? Cuando yo quiero pedir un reembolso sobre un producto determinado, tengo que ir al nomenclador arancelario. Si este producto no figura como tal, pido los reembolsos por los elementos que lo componen. ¿Qué elementos componen el hormigón elaborado? La piedra, el cemento y la arena. Voy al capítulo correspondiente, el 23, busco “Piedra”, “cemento” y “arena” y el reembolso es cero. No tiene reembolso. ¿Por qué no tiene? Porque se extrae a cielo abierto. Y consecuentemente es la negación de la promoción industrial, por eso no tiene reembolso. Sí lo tienen los cementos químicos porque requieren una instalación industrial. ¿se entiende? Esta es la máxima estafa. El reembolso del 15 por ciento en el hormigonado de Yacyretá es un despropósito total, más allá de la cifra de 191 millones de dólares que fijó la fiscal en la causa de Yacyretá para el juicio que se va a hacer probablemente el 4 de octubre. Bueno, como eso hay algo aún más contundente que es la confesión de parte de Henin cuando le toman la declaración indagatoria. Henin, en determinado momento, acorralado en la indagatoria, dice “tomé la obra como actividad promovida”. La obra como “actividad promovida” es el equivalente de una obra llave en mano que no tiene nada que ver con esto. Lo que dice la normativa de la ley 20852 es que serán acreedores del beneficio de reembolso los bienes de fabricación local nuevos. Es más, para verificar la naturaleza y origen del bien hay que acompañar la factura del proveedor. No se acompañó nunca una factura del proveedor. La confeccionaban los propios beneficiarios. Todo esto que estoy comentando fue de aplicación en Urugua-í, ahí donde la mano siniestra del señor Grindetti aparece acompañado de este personaje hoy procesado por estafa: Henin, el ingeniero Rizzo y el contador Ortega.

-¿Usted le preguntó a Grindetti por qué lo desplazó?

-Grindetti trabajaba en el área de finanzas de la empresa, yo trabajaba en el área contable y nunca tuvimos ninguna clase de vinculación, ni en el tiempo en que estuve en relación de dependencia ni en el que estuve como asesor externo. Sí me crucé más de una vez, nos habremos saludado a lo lejos… Y aparte, ¿Qué le iba a pedir explicación? Si yo me enteré después de que el personaje que lo había llevado a Henin era él cuando ya los hechos estaban consumados, no tenía tiempo de revertir nada. Por eso primero denuncio en Yacyretá el 27 de junio del 90 y tres años después amplío la denuncia a Urugua-í, porque el modus operandi delictivo era exactamente el mismo. La misma ley, el mismo gestor de los reembolsos, todo.

-¿Qué cargo tenía Grindetti en esa época en la empresa?

-Él trabajaba como responsable del área financiera de la empresa. Creo que es actuario él. Yo estaba en el área contable administrativa. Él era un empleado más y después fue avanzando con este estilo, que tanto admira y respeta la familia Macri, y se fue metiendo en el riñón del mismísimo Franco. La figura de Franco no necesito describirla yo: diez días después de su muerte, su propio hijo, el presidente, dijo que había formado parte de una asociación delictiva con el Estado. Bueno, eso es público y notorio. Quién es Franco Macri, no voy a descubrir nada. Grindetti es un hombre que pertenece al riñón de los Macri. No es un personaje más. Y vuelvo a repetir: Grindetti es altamente responsable de la estafa que se consumó en la construcción de la represa Urugua.I. Estoy seguro de que no lo llevó a título gratuito a Henin. Fue parte del negocio de Henin, que cobraba honorarios del 15 por ciento sobre los reembolsos obtenidos. Es un disparate, porque el primero de los honorarios gira en torno del 3 al 5 por ciento. Henin en Urugua.I cobraba el 15 y en Yacyretá cobra el 12, 8.

-Detálleme, por favor, por qué lo procesan a usted mismo por hacer las denuncias.

-Cómo no, cuando yo amplío la denuncia de Yacyretá a Urugua-í, Henin se dirige a una comisaría de Florida, la provincia de Buenos Aires y radica una denuncia en mi contra por los delitos de «Falsa denuncia» y un delito que no es excarcelable, que me quitó tantos días de sueño, que es «Extorsión». Sobre eso versaba la denuncia. Termina radicada en el juzgado federal numero 8, por entonces a cargo de Jorge Urso, que me procesa por esos delitos. Naturalmente lo apelé ante la Sala 2da de la Cámara Federal y di vuelta el procesamiento. Dictó la falta de mérito, como se dice habitualmente, y la doctora Servini de Cubría me dictó el sobreseimiento definitivo, pero pasé días inolvidables por esta gente. A ninguna de estas canalladas es ajeno Grindetti. Grindetti fue procesado por defraudación en contra de la administración pública por el juez Carlos Daniel Liporaci. Lamentablemente la acción penal prescribió y este personaje zafó de algo que lo comprometía seriamente, Esto es lo que puedo agregar desde el aspecto procesal. Me gustaría saber que va a pasar, porque el juez Rafecas tiene en su poder la causa, qué va a pasar cuando directamente se dicte sentencia en Yacyretá, atento a que cuanto se resuelva en Yacyretá es aplicable a Urugua-í. Rafecas tiene las dos causas. La de Yacyretá ya está por llegar al juicio oral, aunque Gil Lavedra pidió el cambio de código en una medida dilatoria más.

-¿Gil Lavedra es el abogado de quién?

-De Gianfranco Rizzo y del contador Robert Jacques Ortega. El abogado de Henin es Zenón Ceballos. Hay una resolución de Rafecas a fojas 1117 de la causa de Urugua-í, donde nos responde a un pedido que formulamos con el doctor Ubeira, a que procesara a Franco Macri y a Mauricio Macri, atento a que había hecho lo propio con Rizzo y Ortega en Yacyretá. Si desempeñaban los mismos cargos y funciones, que procediera del mismo modo con los dos. La respuesta de Rafecas fue que atento a que corren por la misma cuerda, lo que se resuelva en Yacyretá será de aplicación para el caso, La foja 1117 desapareció, ¿Le cuento la anécdota?

-Por favor…

-En el año 2014 fui a ver las causas. Pedí la causa de Urugua-í, me pongo a revisar y me encuentro con la foja 1116 con una leyenda del entonces Secretario Federico Toledo. Rezaba los siguiente: la foja 1117 se omitió incluirla por error involuntario. La foja no estaba. Yo tenía fotocopias de esa foja. Lo denuncié ante Martín Irurzun, Irurzun hizo labrar un acta en el mismo momento, se sorteó el juzgado y la causa recayó en el número 5, por entonces a cargo del juez Norberto Oyarbide. Y Oyarbide, como apareció la fotocopia, dijo que no había delito. Cualquier cosa. Uno se cansa, realmente, de luchar contra los molinos de viento. El delito estaba demostrado. Se robaron la foja para no procesar a Franco y a Mauricio Macri en Urugua-í. Así de clarito. De esto que estoy diciendo acompañé la constancia en el Tribunal Oral 4. 

FUENTE: LA UNIÓN DE LANÚS

Compartí esta nota: