03/12/2020 | Categorías: Cultura, Destacadas, Provinciales

TUTORIALES VIRTUALES FEDERALES DE MISIONES

La provincia de Misiones presentó cuatro tutoriales en el marco del Programa de Cultura del Consejo Federal de Inversiones.

Artistas, docentes y profesionales de todo el país fueron los encargados de la realización de los videos tutoriales. Por Misiones participaron el artista plástico Ramón Miranda y los luthiers Milan y Darío Cardozo. Además, Carina Castillo e Hilario Acosta, artesanos de las comunidades  Ka´aguy Poti  y Tacuapí.

Son cuatro capítulos por provincia. Tienen el objetivo de acompañar a los trabajadores de la cultura y promover el intercambio de saberes. Se muestran distintas habilidades artísticas, desde cómo teñir telas con tintes naturales hasta cómo producir ritmos con el cuerpo.

El paisaje misionero en la pintura

Ramón Miranda es un reconocido artista plástico misionero nacido en Posadas, en el tradicional barrio de la Bajada Vieja. Junto con su hermano heredaron de su padre la pasión por la pintura y se formó profundizando conceptos de dibujo y pintura en el Instituto Antonio Ruiz de Montoya de Posadas.

Su obra se enmarca en el Neoimpresionismo, cuyo objetivo es captar la atmósfera, el tiempo y los colores que produce la luz en los distintos momentos del día. La técnica se basa en trabajar con los tres colores primarios y sus derivados para captar las distintas escenas cambiantes del día con pinceladas rápidas.

Su búsqueda artística se basa en registrar los distintos paisajes misioneros y la vegetación tratando de captar lo efímero de las transformaciones de la luz y otras condiciones climáticas, como la humedad tan presente en esa zona.

Confección y reparación de guitarras clásicas

Milán Cardozo es un reconocido luthier de Misiones y la región, que inició su vínculo con la música desde muy chico, a los siete años. Con sus 80 años es reconocido como el artesano de las arpas quien aprendió el oficio de su padre Victorio, iniciando a los 16 años su propio emprendimiento.

En 2017 fue reconocido por el Fondo Nacional de las Artes con los premios a la Trayectoria Artística 2017. En la actualidad trabaja en la confección y reparación de arpas, guitarras clásicas, cavaquiños, charangos y cajones peruanos con su hijo Darío, quien heredó su pasión por la luthería y la música.

El video tutorial de Milán y Darío muestra el proceso de construcción de una guitarra clásica. Comentan también los desafíos de la luthería como un oficio que está desapareciendo.

Talla de una apyka (silla) mbyá guaraní

Hilario Acosta es el cacique mbyá y maestro de ciencias naturales de la comunidad Tacuapí localizada en el municipio de Ruiz de Montoya de la provincia de Misiones.

En la aldea viven 260 personas que conforman 37 familias. Aprendió el oficio de la talla en madera de su papá a los 16 años, primero con pequeñas figuras de animales que habitan en el monte misionero, como el tatú, el tigre y coatí y luego con grandes tallas como el apyká, como denominan a las sillas o bancos.

En el tutorial se observa el proceso de elaboración de su pieza. Proviene de un árbol de cedro que se extrae del monte misionero con todos los cuidados y el respeto que merece. Utiliza pocas herramientas rudimentales para el tallado y terminación de la pieza.

La cestería mbyá guaraní

Carina Castillo es artesana de la comunidad Ka´aguy Poti ubicada en el Valle del Cuñá Pirú de la localidad misionera de Aristóbulo del Vale. En la aldea habitan alrededor de 500 personas que conforman 90 familias.

Aprendió el oficio de la cestería de su mamá y su papá a los 10 años confeccionando canastos con materias primas extraídas del monte, como el tacuapí (caña tacuara pequeña), las raíces del güembé y otros vegetales que utilizan para el teñido de la tacuara.

En el tutorial se observa el proceso de extracción de la materia prima para la elaboración de una panera utilizando materiales naturales y herramientas rudimentarias caseras.

Sus artesanías generalmente las comercializan en puestos rudimentarios aledaños a la ruta N°7 de acceso a la comunidad. En sus diálogos podemos ver que es un oficio que se transmite a través de generaciones, sin embargo, nos cuenta que los niños y niñas prefieren dedicarse a las tallas de madera, con lo cual se iría perdiendo la práctica de la cestería.

FUENTE: CULTURA MISIONES

Compartí esta nota: