24/11/2021 | Categorías: Agro, Destacadas, Política, Provinciales

FUNCIONARIOS RECORRIERON PROYECTOS PRODUCTIVOS

Coordinadores de la Región NEA de los Centros de la Economía Popular recorrieron la provincia para conocer los trabajos productivos en tierras recuperadas. Pertenecen a la Secretaría de Economía Social, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. En cada lote que visitaron, con organización y compromiso las vecinas y los vecinos desmontaron, limpiaron y plantan alimentos agroecológicos.


“Vimos cómo socializaron el esfuerzo. El resultado son alimentos 100% orgánicos y de calidad que consumen las familias de quienes trabajan y las que se alimentan en los comedores barriales. Además, genera excedentes para vender a un precio justo”, explicaron Mara Paluszczak y Joaquín Saccone. Forman parte del equipo de funcionarios que recorrieron proyectos productivos.

Constataron también que con esfuerzo colectivo y casi sin herramientas, se abren calles que los organismos estatales no resuelven a los vecino. Las trabajadoras lo hacen conscientes de que “el municipio son ellas”.


Para los funcionarios nacionales la visita graficó el inmenso trabajo que realizan los y las trabajadoras populares y las cuidadoras. Cargan los problemas de los barrios sobre sus hombros a lo largo y ancho de la provincia. Así lo señalaron quienes pertenecen a la Secretaría de Economía Social, que conduce Emilio Pérsico.

Trabajo y organización para mejorar condiciones de vida

Los CEP se crearon por la necesidad de articular territorialmente el trabajo institucional, con la construcción que realizan las organizaciones y movimientos sociales.

La recorrida incluyó Posadas, Garupá, San Ignacio, Candelaria, Apóstoles, Gobernador Roca, Apóstoles, Azara, San José y Concepción de la Sierra, entre otros municipios. Una tarea contemplada como habitual; pero que se demoró un año y medio por cuestiones de la pandemia. Busca poner en valor “el trabajo diario de las y los compañeros en cada rincón de la provincia”.

Para Paluszczak y Saccone, estar en Misiones reafirmó que la salida es a través de la organización y de la economía popular. “Son nuestras y nuestros compañeros los que diariamente tratan de dar respuestas a las necesidades de las familias vulneradas; restituyendo derechos que muchas veces le son negados”, afirmaron.

El recorrido sirvió para constatar el esfuerzo y la construcción de hombres y mujeres que con muy pocos recursos, se organizan para generar un sustento; ayudar a quienes lo necesitan, y además, mejorar los barrios empobrecidos.

“Nos vamos con la convicción de que el trabajo genuino y la organización popular es la manera de mejorar las condiciones de vida de las familias con sus derechos vulnerados. “Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para acompañarlos en este camino de la soberanía alimentaria en particular; que finalmente les otorga poder popular”, manifestaron los coordinadores.

Impresionados por avances del desarrollo productivo


El diputado Jorge Páez, de Tierra, Techo y Trabajo, junto a la dirigente del Movimiento Evita en Andresito, Carolina Cordero, acompañaron parte de la recorrida.

“Estos compañeros conocieron el desarrollo de las distintas actividades productivas. Recorrimos con ellos gran parte de la provincia. Hablaron con los y las trabajadoras y escucharon las experiencias”, indicó Páez.

Agregó que para todos y todas del campo popular, es importante que desde la Secretaría y el Ministerio de Desarrollo Social puedan seguir acompañando; conociendo las dificultades y avances que existen.

“Es como un balance de este año en el que observaron el desarrollo en los talleres textiles; los espacios de cuidado y los núcleos de producción de cultura, porque caminamos por muchas localidades. Quedaron impresionados con la calidad del trabajo en los distintos ámbitos”, indicó el diputado.

En Posadas estuvieron en la Cooperativa Textil Ñande Pó -que coordina Carla Pipke- y en los barrios Evita, Lapachitos y Los Paraísos. Allí la referente del Movimiento Evita es Liliana Caballero. Trabaja en la huerta comunitaria, carpintería, artesanías, plantas ornamentales y un módulo textil que funciona en un SUM bajo el nombre “Ni un paso atrás”. Además, está armando un espacio donde tiene previsto trabajar -con el acompañamiento del Sedronar- con personas que atraviesen consumos problemáticos.

En Garupá visitaron la Cooperativa de Piedras Blancas. Y en Candelaria, hablaron con quienes se dedican a peluquería, trabajo textil y colaboran en las tareas de apoyo escolar. Ahora están construyendo la sede para el Espacio de Primera Infancia; esperan terminarlo a fin de año para que en el 2022 comience a funcionar. “Tuvieron un panorama amplio de los trabajos que se realizan dentro de la economía popular”, detalló el legislador de TTT.

Más tierras para plantar y mercados para comercializar


Los y las trabajadoras que tuvieron contacto con los funcionarios reconocieron la importancia de la visita; para que se conozca el trabajo de cada lugar de la provincia. Hay producciones textiles, de agricultura, panadería, apicultura, artesanías, carpintería, herrería y productos envasados, entre otros. Y a veces no se dimensiona lo que se produce y vende a través de la economía popular.

“Tenemos mucho trabajo para mostrar y para contar cómo salimos adelante cada día generando un ingreso económico para quienes más lo necesitan. Que vengan de otras provincias o de la Nación para ver lo que hacemos nos llena de orgullo”. Así lo expresaron las coordinadoras del Evita de Apóstoles, Gabriela Bruno y Andy Sosa.

Sobre las necesidades para seguir produciendo, relataron que hay mano de obra con ganas de trabajar; pero las herramientas y las maquinarias son pocas. “Por lo tanto las ayudas tanto para nuestras producciones como para los otros y otras compañeras siempre son necesarias para ampliar y mejorar las tareas. Y sería bueno que en cada municipio tengamos un espacio para las ventas de lo que producimos; ferias populares donde se pueda exponer y comercializar el trabajo de todas las unidades productivas”, sostuvieron.

Otra carencia que refieren es falta de tierras para plantar, como sucede en Apóstoles. Al no tener más lotes, se hace difícil aumentar las producciones en cantidad. “Parte de lo que cosechamos se vende y otra la donamos a merenderos y comedores para sostener las ollas”, resumió Gabriela.

Necesidad de pozo perforado para seguir produciendo


En Azara, el referente Nelson De Melo se mostró agradecido con la visita de coordinadores que recorrieron las actividades de su Cooperativa “Manos Productivas”.


“Estuvieron en nuestras huertas, los invernáculos de tomates, pepinos y envasados de pickles, plantines de yerba, producciones avícolas, y de miel de abejas. También estamos trabajando en el área textil. Que estos compañeros de Nación vengan a conocer nuestros proyectos es un orgullo. Siempre confiamos que al interiorizarse por lo que hacemos, podremos contar con recursos. Sobre todo en insumos porque sólo en las huertas somos 35 personas, y para que rindan los productos necesitamos perfeccionarnos; y lugares para envasar y sacarlos a los mercados”, resaltó.

Nelson hizo hincapié en un reclamo que requiere respuestas, como es el agua. “Tenemos un problema en el canal y necesitamos agua para el sistema de riego a través de la construcción de un pozo perforado. Nuestro diputado, Martín Sereno, siempre nos da una mano y estamos muy agradecidos porque sin su ayuda no hubiéramos avanzado. El objetivo es seguir creciendo con nuestro gran grupo de trabajo y generar más ingresos. Una parte de lo que producimos lo donamos a comedores y merenderos donde se alimentan muchas familias”, remarcó el trabajador popular.

FUENTE: PRENSA TTT

Compartí esta nota: