04/04/2019 | Categorías: Destacadas, Política, Provinciales

RAMIRO CANALE: “PARECEMOS HIJOS DE ALSOGARAY”

El convencional de la Unión Cívica Radical que con la línea interna Poder Cívico puso al partido al borde de no poder participar en estas elecciones dijo que "en buena hora" no lo haga. "Una elección no va a cambiar la historia de un partido centenario", opinó.

En diálogo con La Otra Campana, Ramiro Canale fue muy duro con las autoridades del partido, considerando que se trata de una camarilla que hace años lo viene manejando sin darle participación al afiliado. Dice que no les interesa la UCR sino los cargos con los que se benefician. Señaló a Hernán Damiani como responsable de “mover los hilos” detrás de la actual conducción encabezada por Francisco Fonseca. Lamentó que se tenga que llegar a este punto para recobrar institucionalidad. Descartó de plano cualquier connivencia con la Renovación, acusación principal de las autoridades del partido.

“Esta gente siempre hizo lo mismo en el partido. Como en los tiempos del Mire. Pero entonces Jorge (en alusión a su compañero ya fallecido, sobrino de Raúl Alfonsín) no quiso hacer nada para no dañar al partido yendo a la justicia. Siempre especularon con la buena voluntad del otro. Esta vez con un grupo dijimos no, se terminó. Así que cueste lo que cueste vamos hasta las últimas consecuencias.”

El convencional radical recordó la cronología de los hechos: “Comenzó todo cuando convocaron a elecciones internas para las autoridades del partido. Nos presentamos, anulan toda la lista y proclaman lista única, lo que hicieron siempre. Entonces fuimos a la justicia federal que nos dio la razón, los obliga a convocar a internas y ellos apelan para estirar las cosas. Después se hace una convención en San Ignacio, ya tirada de los pelos donde se vota una cosa. Después cambian todo lo que se votó en San Ignacio, deciden otra cosa, entonces nos volvimos a presentar a la justicia que nos volvió a dar la razón. Ellos dicen dicen que nosotros los hostigamos judicialmente, pero el hostigamiento es de ellos hacia el afiliado y hacia la gente porque no existe la democracia, se juntan cuatro tipos que quieren manejar todo. Ahora la justicia los obligó a convocar a internas o sino no pueden participar en ese frente que se armó. Y bueno, no tienen tiempo para convocar. Ahora apelaron al Superior, que no les va a contestar. Entonces no se van a poder presentar en estas elecciones, la UCR va a quedar afuera. Y en buena hora que sea así, porque perder una elección no cambia la vida de un partido que tiene más de cien años, pero recuperemos la institucionalidad del partido, esa nomás es la historia.

Pero se trata solamente de la institucionalidad? Porque dicen que son intereses ajenos, de afuera, y que es una cuestión política, veladamente que están jugando para la Renovación.

Nosotros tenemos un grupo de wsp y nos reímos porque a veces me llama Karina Capli (apoderada de Poder Cívico) y me dice estoy sin teléfono, porque no pagué. Entonces nos cargamos, che, quién está con Rovira, díganle que nos pague el teléfono, porque no tenemos ni para el teléfono. Nosotros seguimos como siempre, no estamos financiados por nadie. Esa es la excusa de ellos porque se victimizan. Acá los únicos responsables son ellos, las autoridades del partido, a nosotros no nos mueve ningún interés extrapartidario. Es el grupo de siempre, al que ponen a mostrar la cara es a Fonseca, pero en realidad quien maneja los hilos es Damiani, es la misma runfla de siempre, no les importa el partido sino los cargos. Muchos cobran por Yacyretá, y si el radicalismo no se presenta, esos cargos dónde quedan? Estos no son Cambiemos, son Cobremos.

Respecto a la cuestión de fondo, ¿hay un cuestionamiento hacia el partido por seguir acompañando la gestión del Pro?

A nivel nacional hay un gran movimiento para terminar con Cambiemos y nosotros estamos en esa corriente nacional porque somos el agua y el aceite, parecemos hijos del Alsogaray ahora, estamos todos locos! Es un gobierno absolutamente de derecha y estamos muy lejos de eso. El planteamiento es general, a nivel local es la no participación del afiliado en la vida interna del partido, entonces estos tipos por cuatro cargos deciden cualquier cosa, y obviamente no estamos dispuestos a aceptar. Pero hay una cosa buena, en la convención de San Ignacio éramos 91, y yo fui solito, uno contra 90. Resulta que en la última ya estamos mitad y mitad

¡Pero si fueron 17 contra 50 y pico!

No, pero hay gente que no votó, y eso no figura. La gente de Apóstoles se fue, mucha gente de Oberá también, yo tampoco voté, y esos votos no se cuentan, no figuran en ninguna crónica. Pero en realidad hay mucha gente que votó que después me llamó y me dijo “yo no sabía don Ramiro lo que estaba pasando, recién ahora entiendo”. Porque el discurso para la gente del interior es ese, que nosotros estamos bancados por la Renovación y queremos dañar al partido. Y el radical de la picada quiere a su partido y lo entendió así. Ahora recién la gente está entendiendo cuál es la verdad de la milanesa. Se están dando cuenta y se están quedando sin gente. O por qué no quieren una interna? Es muy simple, porque saben que no ganan. Para los cargos partidarios ya no quisieron, porque conocen su debilidad. Nosotros nos presentamos en 52 pueblos y ellos en 25, así que fíjate cómo están. Este es el único modo que tienen de mantenerse en el poder partidario.

Según Fonseca ustedes son afiliados que nunca hicieron nada por el partido y de golpe aparecen con estos planteos judiciales

Todos me conocen, militando en el partido hace no sé cuántos años…Hoy por hoy el radicalismo está afuera. Ellos presentaron una revocatoria y la justicia la rechazó. Apelaron al Superior Tribunal que es la única instancia que les queda. Ya no hay tiempo para esperar la respuesta del Superior.

Y cómo creen que le cae a la masa de afiliados radicales el hecho del que el partido no pueda participar y quede fuera de estas elecciones?

Vamos a tener que hacer un gran trabajo porque este sector se victimiza y dice que ahora por nuestra culpa vamos a tener 3 diputados menos. Pero con los diputados que tenemos ahora preguntamos, qué resultado positivo tenés en tu localidad? No le cambia la historia al afiliado tener dos o tres diputados más o menos, porque no hicieron nada por el partido, lo único que  hicieron fue mejorar su situación personal. Vos mandás gente del interior al partido y no le sacan una fotocopia porque no tienen una hoja de papel, y resulta que hoy tenemos más diputados que nunca, y un diputado nacional y una cantidad de cargos, y sin embargo el partido no existe, y eso lo siente el afiliado. Y bueno, a veces de las crisis surge lo bueno. Decidimos ir hasta las últimas consecuencias porque especulan con nuestra buena voluntad. Esto se lo hicieron a Mario, se lo hicieron a Tulo, a todo el mundo, y siempre por el bien del partido bajaron la cabeza. Esta es una práctica de Cacho Barrios, siempre fue así, y éstos siguen igual. Pero llegó la hora de poner las cartas sobre la mesa y decir acá estamos, llegó la hora de que el partido recupere su institucionalidad.

Compartí esta nota: