12/10/2022 | Categorías: Agro, Destacadas, Política, Provinciales

LA “VUELTA AL CAMPO” ES COMUNITARIA

Se desarrollará en Misiones el primer Programa de Acción para Repoblamiento Comunitario destinado a familias rurales y productivas.

Se firmó en la provincia el convenio del primer Programa de Acción para el Repoblamiento Comunitario de la Argentina (Arca). Es un acuerdo entre el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Movimiento Evita Misiones.

Consiste en la recuperación de tierras con un modelo de ruralidad distinto al del agro negocio. Se basa en la agricultura familiar, campesina e indígena; con la organización y creación de pequeñas comunidades en territorios rurales. Por su cercanía a las ciudades cuentan con acceso a los servicios educativos y sanitarios del Estado.

Esta propuesta declarada de Interés Provincial se desarrollará en el Municipio de Bonpland. Se hará con el asentamiento de 195 familias sin tierras propias y en lotes de aproximadamente 500 metros cuadrados. A través del programa se hará la subdivisión para viviendas populares. Se generarán las condiciones para que las familias puedan construir; y tengan acceso al agua potable, energía eléctrica, y obras de infraestructura.

También están previstos espacios verdes, equipamiento urbano, calles y veredas; y todo lo que se requiere para cumplir con la normativa. Por ejemplo la construcción de un centro comunitario, al servicio de las necesidades de la comunidad.

El diputado Martín Sereno, del Bloque Legislativo Tierra, Techo y Trabajo es el autor de la propuesta. Recordó en el recinto que en 2020 presentó el proyecto de ley para crear el Programa de Arraigo Rural. Allí sostiene que una de las soluciones que necesitan las familias para tener una calidad de vida más saludable; puede ser impulsada a través de un modelo de ruralidad impulsado en la vuelta al campo.

Impulsar políticas del regreso al campo  

El legislador consideró que el programa Arca busca descomprimir al hacinamiento de las grandes ciudades al aprovechar esas parcelas de tierras. “Existen varias leyes que creamos y sancionamos al respecto. Este programa genera el regreso al campo que pedimos en nuestro proyecto de Ley sobre Arraigo Rural; que espera su tratamiento y aprobación. Y habla de generar las condiciones sanitarias, educativas, productivas y habitacionales en el campo para que la juventud no emigre. Que las familias sigan viviendo en las chacras y evitar un éxodo. Porque eso también genera latifundios de los cuales es muy difícil volver para atrás”, explicó.

Sereno celebró el Proyecto del Arca. Implica relocalizar a casi 200 familias misioneras en un predio rural en  Bonpland. Además de un modelo habitacional y de viviendas, habrá espacios verdes y producción de la agricultura familiar.
Reivindicó esta política que su espacio político Tierra, Techo y Trabajo impulsa y milita desde hace muchos años. 

“Para nosotros este programa es como tocar el cielo con las manos. Porque logramos concretar después de batallar e insistir el primer proyecto de estas características en la provincia y en el país”.

El repoblamiento comunitario se conformará relocalizando a numerosas familias que viven en barrios Renabap. Muchas veces hacinados, con pocos derechos reconocidos y malas condiciones de hábitat. Y ahora mediante este programa que está previsto en aproximadamente 21 meses, tendrán un lugar saludable, digno, productivo, garantizándoles una vida digna.

Hacia una política habitacional y productiva

Otro de los que militó la concreción del Programa Arca, es el dirigente del Movimiento Nacional Campesino Indígena, Jorge Páez. Destacó que la firma de este acuerdo es un logro enorme, porque marca un nuevo rumbo en la política habitacional y productiva, no sólo en Misiones, sino también en el país.

“Es casi como fundar una nueva comunidad con parámetros de convivencia, ya que una de las características es que la propiedad del lote sea comunitaria. Es decir, las familias que vivan ahí no podrán vender su tierra para volver a las ciudades. Quien decida abandonar el proyecto, podrá hacerlo; pero el lote lo ocupará otra familia. De esa manera también garantizamos que no haya un negocio con las tierras; y retomamos el concepto de propiedad comunitaria que aprendimos de los pueblos originarios. Es un concepto muy valioso y que termina con las especulaciones territoriales y la sobre valoración de las tierras”, indicó el delegado del Inaes en Misiones.

Manifestó su entusiasmo por este proyecto de urbanización que será llevado adelante en etapas y se trabajará en conjunto con organizaciones sociales y diversas instituciones.


Espera que sea exitoso en la provincia, y que también se replique en todo el país, ya que estas 20 hectáreas permitirán el diseño y la infraestructura y servicios para un modelo de ruralidad de familias que en un 40% provendrán de barrios Renabap. Y también de otras, cuyos ingresos sean menores a cinco salarios mínimos, vitales y móviles, y que no posean ninguna vivienda o terreno a su nombre.
“En principio se pensó en las familias del Renabap porque la propuesta es desconcentrar la población de los barrios más desprotegidos socio-económicamente y que suelen estar hacinados. Creemos que este programa constituirá en una buena herramienta para un mejor vivir en tierras donde además se pueda producir”, manifestó Páez.

FUENTE: PRENSA TTT

Compartí esta nota: