18/09/2019 | Categorías: Destacadas, Nacionales, Política, Provinciales, Salud

MALNUTRICIÓN Y EMERGENCIA ALIMENTARIA

Un informe completo del relevamiento realizado en 14 provincias se presentó detalladamente miércoles en la sede Flores de la Defensoría del Pueblo de CABA, con la presencia de Silvia Saravia -Coordinadora Nacional de Barrios de Pie, Laura Lonatti -Directora del Area de Salud-, e Isaac Rudnik (ISEPCi).

Desde Barrios de Pie señalaron que “durante el primer semestre del 2019  en el marco de una inflación que elevó el precio de los alimentos en un porcentaje superior al 25%, con un descenso generalizado del consumo de productos esenciales,  como lácteos, carnes, frutas y verduras, que hizo indispensable la sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria, junto con el Instituto de Investigación ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana), hemos dado continuidad  a la construcción de la  iniciativa territorial INDICADOR BARRIAL DE SITUACION NUTRICIONAL”.

24.647 niños/as y adolescentes de 0 a 19 años, fueron medidos y pesados en 14 provincias de nuestro país, registrando en las edades que van de 2 a 19 valores superiores al 43% en condiciones de malnutrición, mientras que entre los lactantes de 0 a 2 años la malnutrición supera el 29%.

Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, sostuvo que “nuestro informe pone de manifiesto que la malnutrición es un problema crónico y estructural, lo cual enfatiza la necesidad de declarar la Emergencia Alimentaria cuanto antes, así como los problemas que atraviesan nuestros comedores y merenderos al no recibir los alimentos que el Ministerio de Desarrollo Social almacena en sus galpones”.

Laura Lonatti, coordinadora del área de salud colectiva de Barrios de Pie y del área técnica del ISEPCI, resaltó que “la mitad de los chicos y chicas presentan altos valores de malnutrición. Esto es un grave riesgo nutricional que impacta en el déficit de crecimiento en los primeros años de vida (Ej: Talla y Peso) y también epidemiológico con potenciales enfermedades no transmisibles como síndromes metabólicos por malnutrición a edades tempranas (adolescentes y jóvenes) por una disponibilidad de alimentación de baja calidad nutricional (basada en harinas, carbohidratos, etc)».

FUENTE: isepci

Compartí esta nota: