26/11/2020 | Categorías: Destacadas, Provinciales

LA LLUVIA ALIVIÓ EL FUEGO

La esperada lluvia trajo un poco de alivio a la dramática situación generada por los focos de incendio en Misiones.

El incendio se inició en la Reserva de Biósfera Yabotí y ya consumió cerca de 100 hectáreas. El gobernador Oscar Herrera Ahuad recorrió las principales áreas afectadas y detalló que se logró contener algunos frentes. Señaló la “enorme dificultad de estos días debido al bajísimo porcentaje de humedad y las altas temperaturas, además del viento”.

Bomberos, brigadistas del Plan de Manejo del Fuego, máquinas forestales y dos aviones hidrante  lucharon denodadamente contra el fuego.

GUARDIANES DEL MONTE

Uno de los focos de incendio se produjo en la zona de El Alcázar, cerca de la comunidad mbyá guaraní de Perutí. Uno de los integrantes de la aldea, Fernando Ariel Villalba, contó en su muro de Facebook cómo trabajaron para sofocarlo.

“Aproximadamente a las 10 de la mañana se toma conocimiento de un incendio forestal en la comunidad Perutí, a la altura de la costa. Específicamente en la intersección del arroyo Paranaí y el Río Paraná”.

Agrega que “debido a la zona afectada, y el difícil acceso, los Aspirantes y Bomberos Voluntarios decidieron adaptar una lancha particular con una motobomba y un par de líneas de ataque”.

A las 11 aproximadamente se arribó al lugar del incendio, con una dotación de cuatro bomberos y aspirantes. Ferreira, Baumann, Marek y García, accionaron con herramientas manuales y equipo forestal, además de la lancha provista con el equipo necesario. Se trabajó hasta las 19, pero lamentablemente el incendio ha avanzado sobre más de 70 hectáreas de monte, perjudicando una importante porción del patrimonio comunitario aborigen, la fauna y muchas especies arbóreas autóctonas.

PIDIERON AGUA A LA TORTUGA

Mientras tanto, la comunidad combatió el fuego con los elementos que tenía a su alcance. Sabido es que toda la región está afectada por una marcada sequía, al punto de que varios municipios ya declararon la emergencia hídrica. De modo que ante los incendios una gran dificultad fue conseguir agua para combatirlos.

Por eso en Perutí acudieron a algunos reservorios. Como el caso que contó Fernando en su muro. “En Horas de la Mañana, le pedimos permiso al Karumbé ( Tortuga) para ocupar un poco de su reserva de agua para tratar de sofocar el incendio.”

Compartí esta nota: