29/02/2020 | Categorías: Destacadas, Política, Provinciales, Salud

TODO EL GABINETE CONTRA EL DENGUE

El gobernador Oscar Herrera Ahuad instruyó a su gabinete en pleno sobre el compromiso que deben afrontar todos y cada uno en la batalla contra el dengue. Lo hizo en la reunión que tuvo lugar el viernes por la mañana en la Sala de Situación de Casa de Gobierno.

“En la chacra, en los barrios, en la ciudad, en una charla o en una conferencia hay que ayudar”, dijo el gobernador y agregó ante los ministros: “ustedes son un esquema multiplicador de información; primero por miles de empleados públicos y después por millones de personas hasta quienes llegan nuestras políticas públicas”. Y en ese sentido indicó que si bien las redes y los medios ayudan, la forma más efectiva es “en el contacto directo, cara a cara con la gente, es ahí donde podemos aconsejar qué hacer contra el dengue, demostremos la fortaleza de nuestro sistema de prevención”.

El Gobernador exigió el compromiso de todos los integrantes del gabinete, pero a la vez definió al dengue como un problema “que no es del doctor Alarcón, ni de la Argentina, es un problema de todos, de una sociedad que debe aprender a ser solidaria”. Añadió que “si cada uno evita tener reservorios de mosquitos también está cuidando al vecino. Por eso insistió ante los ministros en que “esto tiene que formar parte del mensaje de cada uno de ustedes”. Les pidió que insistan con el tema en todas las reuniones, en todas las actividades, en todos los rincones de la provincia, “y no le tengan miedo al turismo, porque primero está el ser humano”, sentenció.

MISIONES Y SU SITUACIÓN GEOGRÁFICA

Como lo hiciera durante la conferencia de prensa que ofreció el día anterior, Herrera Ahuad recordó a su gabinete que “Misiones está inmersa entre dos grandes países que en conjunto tienen medio millón de casos y cientos de muertos, y esa realidad está a la vuelta. Y Misiones, con 1.200.000 habitantes, desde septiembre hasta ahora sólo tuvo 2.858 notificaciones, a pesar de tener la misma climatología y las mismas características”.

Destacó que Misiones está haciendo un gran esfuerzo para sostener el estatus de epidémica, a diferencia de Brasil y Paraguay que ya son endémicas, porque tienen circulación del virus del dengue durante todo el año. En ese sentido recordó también que “el mosquito no identifica quién tienen la billetera más abultada”, en clara referencia a que no respeta estrato ni condición social, razón por la cual subrayó que “si los casos de dengue aparecen en el centro de la ciudad, es porque ahí están los reservorios.

Señaló que gobernador que mientras el contexto regional del dengue es muy complejo, el provincial es de una alarma con casos controlados, atendidos y resueltos. Agregó que “hubo un pico en enero en Andresito que luego fue en descenso; en Oberá tuvimos un foco ahora y están bajando las notificaciones”. Indicó Herrera Ahuad que en Misiones todo caso sospechoso es tratado como positivo, “lo que nos obliga a tener un mayor despliegue territorial que a su vez nos permite ser más eficientes, tener más gente en la calle con los bloqueos, más gente en las casas hablando sobre el tema y mantener el sistema alerta”.

LLEVAR TRANQUILIDAD

La reunión de gabinete con la centralidad de la atención al dengue se sumó a la conferencia de prensa ofrecida en la jornada anterior en la que el gobernador llevó tranquilidad a la población y pidió responsabilidad al momento de informar. En ese sentido aclaró: casos sospechosos no son casos confirmados. Desde septiembre a la fecha registraron 2858 casos sospechosos en Misiones frente a medio millón de casos confirmados entre Paraguay, Brasil y Bolivia. Señaló que entre los tres países limítrofes suman cerca de medio millón de casos confirmados de dengue y en ese contexto situó a Misiones, inserta en una zona conflictiva pero con un sistema sanitario “en pleno funcionamiento”.

Herrera Ahuad reclamó a los medios de comunicación “responsabilidad a la hora de informar al público”. Flanqueado por el vicegobernador Carlos Arce y el ministro de Salud Pública, Oscar Alarcón, explicó que puede haber discrepancia entre casos sospechosos y casos confirmados, que inciden finalmente en el dato real que deben enfrentar desde el sistema sanitario.

Detalló en ese sentido que en Andresito tuvo lugar un brote en enero y que ya registra su curva de descenso, mientras que en Oberá tienen 759 casos sospechosos, que ponen al lugar como zona con brote epidemiológico de dengue, aunque, aseguró “no hay una relación entre los casos que dan positivo y los casos sintomáticos”.

Pero destacó igualmente que “todo paciente con sintomatología compatible con el dengue debe considerarse como positivo”, aún sin el resultado del laboratorio, para poder enfrentar el problema. “Después, en todo caso se demostrará lo contrario”, explicó.

El Gobernador aseguró también que realizan un trabajo mancomunado en los 76 municipios y que el sistema de Atención Primaria de la Salud está articulado con las instituciones privadas y todos los organismos del Estado provincial. Confirmó además la existencia de camas de unidad crítica para pacientes que lo requieran e insistió con que el sistema sanitario está preparado y es sensible.

Destacó que en tiempos de brotes epidémicos “se trabaja más de lo que se habla” pero admitió que hay que seguir informando. Pidió a la población que siga acompañando con acciones la lucha contra el mosquito transmisor ya que el mayor índice larvario “está puertas adentro de nuestras casas. El Estado no puede meterse a controlar dentro de los domicilios; esa es una responsabilidad social. Tenemos que ser solidarios”, dijo.

Compartí esta nota: