08/06/2021 | Categorías: Destacadas, Política, Provinciales

MILITANTES RECIBEN LA VACUNA

En respuesta a demanda de organizaciones sociales vacunan a los y las trabajadoras de comedores y merenderos populares

En la reunión de abril de la Mesa Provincial de Emergencia Alimentaria y Nutricional los planteos de las organizaciones sociales fueron coincidentes. “El presupuesto destinado a la Ley no alcanza y el Estado no está dando respuestas”, explicaron los dirigentes sociales. Y expusieron su reclamo sobre 35 municipios que no cumplen con la norma “e ignoran la situación de emergencia”.

También manifestaron que ante el avance de la segunda ola de Covid-19 los trabajadores y trabajadoras de comedores y merenderos populares son esenciales. Reclamaron que sean vacunados por su propia protección y porque están en contacto con cientos de personas y podrían disparar contagios masivos de coronavirus.

En esa reunión participaron el ministro coordinador de Gabinete, Víctor Kreimer; las titulares del Ministerio de Desarrollo Social, Benilda Dammer, de Agricultura Familiar, Marta Ferreira; la subsecretaria de Políticas Sociales de la Vice Gobernación, Guadalupe Dos Santos, la titular de Coordinación y Gestión del Municipio de Posadas, Yolanda Asunción; el diputado Martín Sereno, del PAyS, y dirigente de la UTEP, junto a la líder de la CCC, Graciela De Melo; y militantes del FOL, Barrios de Pie y la CTD Aníbal Verón.

Hace unos días se evidenció la respuesta de Salud Pública que realizó la convocatoria a los y las trabajadoras, la mayoría son mujeres. Comenzó la vacunación según un registro de alrededor de 1200 personas, apoyado en el Proyecto de Comunicación que presentó Sereno. Proponía la incorporación al cronograma de vacunación a los y las trabajadoras populares. Se reconoce así la labor estratégica que realizan, en la que ponen en riesgo sus vidas al sostener a muchas familias en toda la provincia.

El pedido también ingresó la Legislatura

“Son las organizaciones las que brindan alimentos, y ayudan a sus vecinos y vecinas con trámites o gestiones; asegurando el acceso a diferentes ayudas del Estado.

Desde que comenzó la pandemia se organizan para llevar adelante ollas comunitarias en comedores y meriendas en merenderos. Además se ocupan de tareas relacionadas a la salud, al género, al abordaje de consumos problemáticos, al apoyo escolar. Y brindan información sobre el cuidado, los protocolos, testeos y la vacunación, entre otras”, indican los fundamentos del proyecto del diputado Martín Sereno.

“Un logro para nuestras compañeras y compañeros”

Sereno destacó el gran logro que significa el reconocimiento de parte del Estado a trabajadores y trabajadoras populares como esenciales. Y en ese sentido la vacunación es prioritaria.

“Las tareas que hacen las exponen al riesgo del virus en más de 600 merenderos y comedores populares que asisten a más de 40.000 personas en la provincia”.

Es un reclamo que hacen desde que comenzaron a llegar las vacunas a la provincia, y lo plantearon formalmente en la Mesa Provincial de Emergencia Alimentaria; junto con la prórroga de esta Ley y el aumento de recursos para el sector productor de alimentos.

El diputado recordó que de los planteos hechos a las autoridades, “éste es el primero que se concreta. Y nos alegra mucho porque garantiza una mayor protección a las compañeras y compañeros que corren riesgo al brindar alimentos a un gran sector en situación de vulnerabilidad de nuestro pueblo”.

Remarcó que este mismo pedido hacen las organizaciones a nivel nacional, que tuvieron que lamentar varias muertes de trabajadores sociocomunitarios por covid.

“Acompañamos esa propuesta y ojalá que el Estado Nacional resuelva cuanto antes e inicie la vacunación. Y en nuestra provincia esperemos que también se avance con el aumento de recursos para el sector que produce alimentos; y con la prórroga de la Ley porque la situación económica y social que estamos viviendo es muy grave”, sostuvo Sereno.

“Estamos felices y más tranquilas”

Yésica Zabal trabaja en un comedor de Puerto Leoni, y expresó sentirse feliz después de haberse vacunado. “Nos da una enorme tranquilidad para seguir trabajando en los comedores y merenderos del Movimiento Evita; y para cuidar a nuestras familias y a la de los vecinos.

El sábado después que nos vacunaron, hablábamos con las compañeras que de esta manera dan más ganas de trabajar. Porque circulaba el miedo al no estar vacunadas, aún cuando tratamos de cumplir con los protocolos”.

Agregó que a partir de ahora “seguimos adelante porque somos militantes y conocemos las necesidades de nuestra gente; pero vamos a ir a trabajar con más tranquilidad”, reiteró la joven.

Joseline Meza es militante del Movimiento Evita de Santa Ana, otra de las trabajadoras populares que fue inmunizada. Señaló que lo sienten como un logro; porque “todos los días cocinamos para cientos de personas sabiendo que a veces ese plato de comida, es la única posibilidad de alimento. Muchas trabajamos junto con las promotoras de salud en los barrios, y acercamos a varias personas adultas a los vacunatorios de covid. Ahora somos nosotras las que como trabajadoras esenciales recibimos la primera dosis”.

Van a seguir con los cuidados y protegiendo a quienes las rodean; “pero felices y agradecidas con nuestra organización porque en estos tiempos de pandemia la vacuna es muy necesaria”, subrayó Joseline y así se sumaron los testimonios de alegría.

FUENTE: PRENSA PAYS

Compartí esta nota: