27/02/2020 | Categorías: Destacadas, Política, Provinciales, Salud

DENGUE: PERDIMOS LA BATALLA 2020

Lo afirmó Fabricio Tejerina, biólogo especializado en insectos que transmiten enfermedades, especialmente el Aedes Aegyptis, con larga trayectoria incluso al frente de los operativos LIRAa en Posadas.

En diálogo con La Otra Campana, explicó que el dengue no se puede circunscribir a una cuestión solamente de salud, sino que implica cuestiones sociales y culturales. “No se puede ganar la batalla si tenemos barrios enteros sin agua potable”, en alusión a las condiciones sanitarias de grandes carencias en nuestra provincia.

Destacó además que es durante el invierno cuando más se debe trabajar para erradicar los reservorios de larvas del mosquito, y señaló que es ese el principal flanco en esta temporada. “Con el cambio de gobierno no se dio continuidad a las tareas que se deben sostener durante todo el año, con lo cual llegamos a esta altura del año con la batalla prácticamente perdida”.

Explicó una vez más que la clave está en la prevención, que la única manera de evitar la propagación de la enfermedad es eliminando la proliferación del mosquito transmisor a través de la erradicación de los sitios donde ponen los huevos. Respecto a esta cuestión señaló que si bien años anteriores hubo campañas intensas que modificaron en parte la conducta de la población, todavía hay mucha falta de conciencia al respecto.

Por eso señala que es también una cuestión social, porque muchas personas se preocupan una vez que aparece la enfermedad, pero antes no permiten siquiera que se acceda a su patio para hacer el relevalmiento y el control.

Y destacó además que a su criterio una de las razones fundamentales del fracaso es que “todos los municipios deberían tener sus equipos permanentes que trabajen todo el año con presupuesto en la prevención y el control del mosquito. Eso no sucede, solamente hay 3 o 4 que lo hacen, entonces no puede funcionar la prevención para evitar que se multipliquen los casos”.

Y apuntó además otro elemento fundamental que lo lleva a tener esa mirada respecto a la batalla perdida en esta temporada: el subregistro. “No es posible que se informe oficialmente que tenemos 76 casos confirmados de dengue. Yo personalmente conozco 60 casos. Si yo conozco 60 casos es imposible que solamente haya ese número registrado. Eso es muy nocivo porque no se trata de no dar a conocer sino que no registrar los casos hace que se propague aún mucho más la enfermedad”.

Compartí esta nota: